Avisar de contenido inadecuado

27/09/2012

Recuerdo del 27 de Septiembre (*) con versos de Abdelkebir Jatibi (Khatibi)

Hoy la calle se abre a mi sangre envejecida,

alarga sus raíces de antaño hasta mi alcoba.

Me llega su sangre, sus dolores, sus tumbas;

su mes, su fecha de veintisiete de septiembre,

sus treinta y siete años de memoria resistente.

No, no es para llorar sobre los cinco féretros 

sino para apretar las manos en un puño de rabia   hoy con voluntad política...

22/06/2012

Anoma Kanié: Poema sobre África

Todo lo que me has dado

Anoma Kanié

___ Todo lo que me has proporcionado, África: lagos, bosques, lagunas rodeadas de brumas; todo lo tu que me has concedido: músicas, danzas, veladas en torno al fuego; todo lo que en mi piel has cincelado: tintes de mis ancestros indelebles en mi sangre; todo lo que me has dado, África, me hace caminar de esta manera con un...

22/06/2012

David Mandessi Diop a su madre

Paráfrasis del poema de David Mandessi Diop 'A mi progenitora'

por José María Amigo Zamorano

___ Tras el fin de nuestro amigo José María Sánchez Hernández, nos viene a las mentes la posibilidad de la muerte, del fin seguro; cuando nos queda menos para ser tan solo un vivo recuerdo; cuando estamos a punto, en cualquier momento, de desaparecer de esta faz que se...

22/06/2012

Tchicaya U'tamsi: Señal de mala sangre

(La versión que, del poema 'Señal de mala sangre', hace José Mª Amigo Zamorano no se parece casi en nada. Quede advertido el lector de esta libertad. Y que Tchicaya U'tamsi lo perdone)

* Aquí estoy, soy el color de Bronce, la aleación de fuerte sangre que, cuando sopla iracundo el viento de la mareas impetuosas, salpica violentamente sin ningún miramiento.

Y...

22/06/2012

Birago Ismael Diop: Viático

Viático

De Birago Ismael Diop

___

Es una de las tres tinajas (1)

De las tres tinajas donde retornan algunas noches

Los plácidos espíritus,

Los alientos de los ancestros,

Ancestros que fueron varones,

Que fueron ilustrados, sabios,

Madre humedeció tres dedos

Tres dedos de su mano izquierda:

El pulgar, el índice y el anular.

Yo fui y...

22/06/2012

Matala Mukadi Tshiatakumba: ADDENDUM

Matala Mukadi Tshiatakumba

"Pero su muerte es algo más que una triste anécdota. Es una luz que ilumina el oscuro tiempo en que vivimos, la miserable época que vivimos"

Washington Delgado

A la memoria de Javier Héraud, el poeta asesinado

___

"Allí, en Cuzco, el templo del sol, aún reta a los traidores.

Aquel día, el cóndor, arrogante y burlón, se...

22/06/2012

Kateb Yacín: Flor de Blida (*)

La flor de Blida (*)

De Kateb Yacín

(versión libérrima de José Mª Amigo Zamorano a partir de una traducción de Rogelio Martínez Furé)

En memoria de mi progenitora flor negra del sanatorio donde Frantz Fanon obtuvo su luz de lleno en plena frente la flor del sanatorio la que bajó de su ramaje y se ausentó

Aparecía horrible a la mirada por...

22/06/2012

David Mandessi Diop: Grita con coraje, ¡no!

David Mandessi Diop

-versión libre- José Mª Amigo Zamorano -

 

Tú, que te inclinas y lloriqueas

que mueres un día sin saber por qué

Tú, que combates y vigilas

por el descanso muelle del Otro

Tú, que ya no ves con risa en los ojos

camarada, compañero, amigo, hermano mío,

con el rostro lleno de miedo y angustia,

tú, si, levántate y grita,...

22/06/2012

LAMÍN DIAJATÉ: PRIMORDIALES DEL SEXTO DÍA

Primordiales del sexto día, de Lamín Diajaté

(versión libre - José Mª Amigo Zamorano-)

I

¡Mi deseo! rebaños de nubes al precipitarse el crepúsculo para que siegue las estrellas.

¡Mi deseo! ¡Misterioso doblar de campanas en el mismo principio de la Resurrección! la tierra un pacífico campo de esperanzas y ojos empapados en poder de las lágrimas.

...

22/06/2012

David Mandessi Diop: El Tiempo del Suplicio

El Tiempo del Suplicio

de David Mandessi Diop

(versión libre - José Mª Amigo Zamorano -)

El Blanco asesinó a mi padre: mi padre era hombre altivo.

El Blanco violó a mi madre: mi madre era mujer hermosa.

El Blanco agotó a mi hermano bajo el sol ardiente del camino: mi hermano era joven fuerte.

El Blanco volvió hacia mi sus manos tintas de sangre, de...