Avisar de contenido inadecuado

Iswe Letu, Poesia en El blog de MarPita

13/04/2011

Fuego contra la impotencia del poema

 

Primero 'rito, luego la medida contra la impotencia del poema'. ¿He dicho en primer término el rito? -prosiguió interrogándose- Pues si, es necesario para la terminación victoriosa de la tarea. Ponemos en la mesa cuaderno, tabaco, cenicero y mechero; abrimos el cuaderno, cogemos la pluma y vamos escribiendo uno por uno los elementos del poema que queremos resaltar: banqueros, grandes...

7/04/2011

Iswe Letu: El rito y la medida

 

Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema. la idea mas desnuda que una espada en el juego de las facciones porque algunas veces se nos agrega un bien y un mal se incorpora llevando ese pesar sobre nuestros brazos la mayor desesperación así a una alborada justa que daba alas de inspiración a la esperanza se suceden tinieblas de calabozo sobre el frío comercio de...

4/04/2011

Iswe Letu: Congregadores

 

Unas preguntas tengo que formularos, a vosotros, los líderes del mundo que reunís a jefes o amos bajo amplios pabellones: ¿conocéis acaso las dolorosas incubaciones de las revueltas? ¿o tal vez el trabajo de los herreros enredando entre fuegos? No. De eso no sabéis nada.  Ni del avance inexorable y silencioso de las selvas en marcha. Agrupadores de caudillos o dirigentes bajo vastos...

24/02/2011

Marcos Ana o la palabra políticamente desarmada

 

Libro: Decidme cómo es un árbol Autor: Marcos Ana Editorial: Umbriel Editores - TABLA RASA Copyright: 2007 Fernado Macarro 'Marcos Ana' Depósito legal: B. 15628-2010 Marcos Ana, pseudónimo de Fernando Macarro en homenaje y recuerdo de sus padres Marcos y Ana, es un celebérrimo y mítico poeta comunista que se pasó media vida en la cárcel. Nació en 1920 e ingresó en prisión a primeros de...

27/05/2010

Omar Khayyam: Charlatanes, Mercachifles (*)

 

//*--*//

Mercachifles de ilusiones garantizan que a una gran distancia, allá,

en el más allá, está lo que nombran Paraíso, con soberbios varones

y profusión de odaliscas voluptuosas, donde se halla en abundancia

el vino (nectar divino de Alá) leche pura y riquísima miel hecha de sol.

¡Siervo, siervo! En recuerdo y homenaje a tantas y tantas maravillas,

¡dame, a borbotones, un...

27/05/2010

Omar Khayyam: Golpe Brutal (*)

Hace mucho desapareciste y rebrotaste en un rebaño de carneros.

Tu nombre, ramoneando por el campo, se perdió entre los balidos.

Te han brotado, como de la nada, uñas para formar las pezuñas.

Y tus barbas han ida creciendo, aumentando, por el lado opuesto.

Los cabellos de antaño forman hogaño cola airosa de cuadrúpedo.

Para más inri observas que sigues meando, cagando y...

26/05/2010

Omar Khayyam: Alma, Esencia, Fragancia (*)

 

--Mira la copa en su extraordinaria originalidad, en la opulencia de su alma, lleno de sutil encanto. ¡Mira! ¡Es púrpura iridiscente! ¡Es la esencia del jazmín que se volatiliza con turbadores aromas! --¡No, no, amigo! No sabes definir la copa, toda suavidad, toda dulzura, ¡toda ella solo ternura! Es fragancia del rocío de la aurora que se exhala envuelta en llamas por toda la rosa de...

24/05/2010

Omar Khayyam: El Dulce Calor del Vino (*)

.

&&&

.

Enrollaré mañana todas las banderas de la hipocresía y del engaño, y repudiaré esta profesión infame.

Me limitaré a la convivencia de las copas, me entregaré al dulce calor del vino, esa lágrima del rubí,

en la taberna llena de aromas embriagadores, rincón que es, de la ventura, la acostumbrada habitación.

La nieve abrillanta mi frente y, por la ruta interminable, ¡ya ha...

22/05/2010

Omar Khayyam: Feneciste y rebrotaste (*)

-

Tú, ya ves, hace tiempo moriste y rebrotaste en un rebaño de carneros,

y tu nombre se ha perdido entre los berridos. Se te han unido las uñas

para formar las pezuñas. Tus barbas han aumentado del lado opuesto.

Y, ya ves, antiguos cabellos forman ahora tu cola airosa de cuadrúpedo.

-

--Versión libre. Título...

21/05/2010

Omar Khayyam: De cuerpos y copas (*)

¡Oh, mi bien amadal! Toma en tus manos la copa y el ánfora y ve a pasear por el jardín,

a recrearte a la orilla del río entre las yerbas y las flores y el melodioso fluir del agua.

Y ya te prevengo yo ahora mismo: debes apresurarte... Ve, camina, corre, ¡vuela!

A veces, por si no lo sabes, de bellos cuerpos de mujeres amadas se hicieron copas.

Y vasijas de barro o ánforas o jarrones...