Avisar de contenido inadecuado

Jose M Amigo Zamorano, Relato en El blog de MarPita

25/05/2012

El revolver y la Gallina de Los Huevos de Oro

Castilla, en el corazón de las españas, está encumbrada por multitud de montes que se llaman oteros. Hay muchísimos. Pero El Otero, por antonomasia, se halla en la provincia de Zamora (España) en la raya entre los términos municipales de Fuentespreadas y Santa Clara de Avedillo. Para ser mas preciso, y para que no se enfaden los vecinos de Avedillo, diré que no está en...

16/04/2012

José Mª Amigo: El tesoro

 Le apareció de improviso. Lo mira una y otra vez incrédulo. Luego mira a su padre convencido de lo que está pensando. Él es el autor de este hallazgo. Su padre. Eso piensa. Se acuerda de ayer mismo, por la noche, al amor de la lumbre, cuando, con una orden, como un mago, hizo bajar de la campana de la cocina un bulto que contenía regalos. Entre ellos el cuento de la ...

24/06/2011

José Mª Amigo Zamorano: El ojo geométrico

 

Después de un año de paro, tras haber sido encargado en una empresa ladrillera durante casi 20 maños ininterrumpidos, Abel Leizarán volvía a trabajar. Un contrato de 6 meses para el ayuntamiento de su pueblo. Pero, menos es nada.

Así que lo llevó el Encargado de Obras del Ayuntamiento a esa calle donde está ahora y le dijo:

-Rellenas la zanja y luego colocas los cantos y piedras, de ese...

1/06/2009

El final inacabado del general Pedro de La Cerda

Pedro de La Cerda

Viajeros que venís de El Escorial, por carretera, a Las Navas del Marqués, si en su misma entrada, en la rotonda, torcéis a izquierda (si lo hacéis desde Ávila a la derecha, claro) por un camino que conduce al Valladal, podréis contemplar los más hermosos paisajes.

Puede que os sorprenda, metidos ya en el camino, el rótulo de una villa, 'La Cerda', apartada del camino a la...

15/11/2008

'Libre, libre, quiero ser' de José Mª Amigo Zamorano

Por José Mª Amigo Zamorano

No había dado ni quince pasos, después de hablar con el joven obrero, cuando llegó hasta sus oídos un sonido que no era ni palabra (aunque creyó oír articular palabras), ni cántico, ni silbido, siendo todos esos conceptos a la vez con el añadido de una notable mezcla de alegría desbordante y nostálgica rebeldía. O eso creyó él.Miró hacia atrás, en la dirección donde...

12/09/2008

José Mª Amigo Zamorano: Tragándoselo todo el negrito

 Dongola y ConradHacía poco que lo habíamos adoptado. Era negro. Casi de azabache. De ojos saltones, brillantes, color de miel. Le íbamos cogiendo cariño. Jugábamos con él. Nunca se cansaba. Era buena señal. De buena salud, creímos.Y desde el primer momento se llevó muy bien con el otro, de raza blanca. También lo habíamos adoptado. Menos vivaracho, más tranquilo. De ojos azules un poco...

11/09/2008

José Mª Amigo Zamorano: Contra viento y marea

A la pregunta: '¿Remando siempre, contra viento y marea?', contestaba:-¿Yo?... Siempre. Remando siempre. Contra viento y marea. Por mis hijos... remaré y remaré. Hasta agotar mis fuerzas.La llamaban asi, la Tía Rema, porque siempre contestaba de la misma manera, cuando de arrimar el hombro o de luchar por una causa que ella creyera justa se trataba. Y en los pueblos pequeños, o grandes,...

11/09/2008

José Mª Amigo Zamorano: Un momento de lucidez

De ocho a ocho y cuarto de la tarde llegaba en su moto de gran cilindrada a su chalé adosado. Le esperaba el matrimonio de ancianos que por medio de un módico estipendio le cuidaba el hijo de corta edad durante el tiempo que su esposa estaba trabajando.

Era propietario de una casa, del chalé adosado que ya hemos dicho, de un coche todo terreno y de la moto con la acudía de ocho a ocho y...