Avisar de contenido inadecuado

Jose M Amigo Zamorano en El blog de MarPita

15/11/2008

'Libre, libre, quiero ser' de José Mª Amigo Zamorano

Por José Mª Amigo Zamorano

No había dado ni quince pasos, después de hablar con el joven obrero, cuando llegó hasta sus oídos un sonido que no era ni palabra (aunque creyó oír articular palabras), ni cántico, ni silbido, siendo todos esos conceptos a la vez con el añadido de una notable mezcla de alegría desbordante y nostálgica rebeldía. O eso creyó él.Miró hacia atrás, en la dirección donde...

4/11/2008

José Mª Amigo Zamorano: Obama, esperanza sin sentido

Obama, espejismo insensatoHoy eligen, en la USA, a Obama (D. Barak) O no. Eso... quién sabe. Pero ya lo están poniendo en los altares, presentándolo como motor de cambio y adalid para salir de la crisis. No dicen qué dirección va a tomar ese cambio, ni a quién va a salvar de la crisis.Muchos, no obstante, como es negro, ven en él una especie de gladiador rebelde a punto de liderar a los...

12/09/2008

José Mª Amigo Zamorano: Tragándoselo todo el negrito

 Dongola y ConradHacía poco que lo habíamos adoptado. Era negro. Casi de azabache. De ojos saltones, brillantes, color de miel. Le íbamos cogiendo cariño. Jugábamos con él. Nunca se cansaba. Era buena señal. De buena salud, creímos.Y desde el primer momento se llevó muy bien con el otro, de raza blanca. También lo habíamos adoptado. Menos vivaracho, más tranquilo. De ojos azules un poco...

11/09/2008

José Mª Amigo Zamorano: Contra viento y marea

A la pregunta: '¿Remando siempre, contra viento y marea?', contestaba:-¿Yo?... Siempre. Remando siempre. Contra viento y marea. Por mis hijos... remaré y remaré. Hasta agotar mis fuerzas.La llamaban asi, la Tía Rema, porque siempre contestaba de la misma manera, cuando de arrimar el hombro o de luchar por una causa que ella creyera justa se trataba. Y en los pueblos pequeños, o grandes,...

11/09/2008

José Mª Amigo Zamorano: Un momento de lucidez

De ocho a ocho y cuarto de la tarde llegaba en su moto de gran cilindrada a su chalé adosado. Le esperaba el matrimonio de ancianos que por medio de un módico estipendio le cuidaba el hijo de corta edad durante el tiempo que su esposa estaba trabajando.

Era propietario de una casa, del chalé adosado que ya hemos dicho, de un coche todo terreno y de la moto con la acudía de ocho a ocho y...