Avisar de contenido inadecuado

Novela en El blog de MarPita

2/06/2010

José Mª Amigo Zamorano: convidado de honor a los 50 años de independencia africana

 

Novela: A Guest of Honor (Un Convidado de Honor)

Autora. Nadine Gordimer

Año: 1970

Este año se cumplen 50 años de la independencia de numerosos paises africanos (Benín, Camerún, Togo, Madagascar, los dos Congos, Somalia, Níger, Burkina Fasso, Chad, Costa de Marfil, República Centroafricana, Gabón, Nigeria, Mali, Mauritania, Senegal) de las potencias coloniales. Y se están celebrando...

26/04/2010

Tanella Boni: ambigüedad entre África y Europa (*)

Tomado de: http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article14695

Bajo la iniciativa de Casa África, la escritora marfileña Tanella Boni ha presentado en una conferencia sobre las letras africanas su primera obra traducida al español (“Los negros nunca irán al paraíso”, Ediciones El Cobre) y ha destacado la ambigüedad de las relaciones entre África y Europa. Es la segunda vez que Tanella...

23/03/2010

Carson McCullers: El amor es cosa de dos

Por principio, el amor es una experiencia habitual a dos seres humanos. Aunque el hecho de ser una experiencia general esto no quiere decir que sea semejante para las dos partes concernientes. Existe el amante y también el amado, y cada uno de ambos desciende de territorios peculiares. Con harta frecuencia, el amado no es más que un acicate para el amor almacenado mucho tiempo en el corazón...

14/11/2009

Frans Eemil Sillampää: Un corte limpio en la yugular -y 10- (*)

10º. Y las cosas se torcieron

Silja había oído asustada esta conversación. Habían apenas andado trescientos metros. La muchacha cogió las riendas y detuvo al caballo, diciendo que necesitaba con urgencia decir algo al capitán. Corrió hasta el cuartel, encontró a éste y le habló muy excitada:

-No quiero acompañar a los soldados a donde se encuentra Teliniemi si usted no viene y si no me jura...

13/11/2009

Frans Eemil Sillampää: Un corte limpio en la yugular -9- (*)

9º. Silja se confiesa

Kierikka subió solo a su trineo; Silja y el capitán le precedían a pie. Tímida y vacilante, Silja contó entonces al capitán todo lo que sabía de Teliniemi, de su hogar y de su manera de ser, y aseguró que no había participado en el asesinato de Kurkela. Pidió al capitán que hiciera lo posible para que Teliniemi pudiese salir sin temor del escondite que ella conocía.

El...

12/11/2009

Frans Eemil Sillampää: Un corte limpio en la yugular -8- (*)

8º. Silja se salva

El capitán fue a estrechar la mano de Silja y dijo a los miembros del tribunal:

-Entonces, ¿es a esta buena gente a quien mandáis a la cárcel? Silja nos ha dado muy buenos consejos, y si yo le hubiese hecho la misma promesa que mi compañero, solo me restaría llevarla a casa del apstor. Pero estoy comprometido. En cuanto a Fredstrom descansa atravesado por las balas entre...

7/11/2009

Frans Eemil Sillampää: Un corte limpio en la yugular -7- (*)

7º. Aparece en capitán

El grupo iba a salir a la carretera cuando le salió al paso un hombre que llevaba gafas y vestía una pelliza de color azul claro y una gorra de piel de cordero. El oficial lanzó una mirada a los que un soldado parecía conducir a la cárcel. Se detuvo bruscamente, examinó a Silja y exclamó:

-¿A dónde diablos lleváis a esta chica?

-A la cárcel por orden del comandante,...

6/11/2009

Frans Eemil Sillampää: Un corte limpio en la yugular -6- (*)

6º. El interrogatorio de Kierikka

Silja tenía las mejillas coloradas y ardientes y su mirada brillaba con un resplandor húmedo. Las esperanzas, que no habían dejado de ir en aumento en ella en los últimos tiempos, habían desaparecido bruscamente con los acontecimientos. No podía creer que se encontrara a su amigo en aquel lugar. Todo lo que se atrevía a esperar era que Armas no la contemplara...

5/11/2009

Frans Eemil Sillampää: Un corte limpio en la yugular -5- (*)

5º. Dejando un rastro de sangre

Los trineos pasaron por delante de la cárcel; en la parte de atrás existía un bosquecillo, donde se fusilaba a los condenados por la noche y aun en pleno día. Más allá vieron a un campesino que iba con una carreta de ramas de abeto. Como el sendero se encontraba en pleno deshielo, los trineos no pudieron adelantarle. No llevaba unicamente ramas de abeto: el...

3/11/2009

Frans Eemil Sillampää: Un corte limpio en la yugular -4- (*)

4º. Camino del Cuartel

-¡Ah, Silja! Ven con nosotros al pueblo para que hablemos un poco de tus amigos -vociferó Santala con voz chillona.

-No hay inconveniente, si mi ama lo permite. Tengo conocidos entre los blancos.

-Nada de bromas, bien sabes quienes son tus amigos, pues los has llevado a casa de Rinne.

Los soldados acabaron por cansarse de aquella guerra verbal. Se habían dado cuenta...