Avisar de contenido inadecuado

Poema en El blog de MarPita

21/06/2012

Charles Nokan (Zègua Nokan): El tiempo ha arado mi frente

El tiempo ha arado

de Charles Nokan (Zègua Nokan)

 

El tiempo ha arado mi frente y desgastado mi dentadura. Mis años caen como hojas de otoño. El olor de su ceniza me invade. El crepúsculo sombrío amanece por el horizonte de mi vida. Pronto llegará acaso noche gris y ya no existiré, y eso sucederá como si jamás hubiese vivido. Mi hondo pensamiento no...

21/06/2012

Hojas arrugadas del otoño

¡Espíritu que arremolinas las hojas arrugadas del otoño, fugaces resplandor en el ala del crepúsculo, que el castigo por el error me perdones!: Pues antaño yo fui el hombre de la danza inocente y rebelde y ahora tan sólo me sustento en la oscura melancolía del futuro...

Y, ¿no estaré quizás –yo me pregunto- cerrando y sellando, para siempre, el pórtico...

21/06/2012

José Mª Amigo Zamorano: La crin que el viento mueve

Acodado en la crin que el viento mueve contempla inquieto las luciérnagas, mientras su caballo galopa veloz con lealtanza.

Se regocija al ver como va abriendo brecha en los muros oscuros que, de vez en cuando, le cierran el paso.

Presiente que el camino va a ser largo y difícil, por eso no desdeña los frutos que le ofrecen las gentes del lugar por donde pasa.

Las...

9/05/2011

Manuel José Arce (*): Manifiesto de Diciembre (1) (2)

 Y así, cuando tu mano

amanezca vacía,

sin una estrewlla rápida,

sin una sombra viva,

sin el dolor del clavo

que hiere y crucifica,

sin rostro de enemigo

donde aplastar la ira,

sin el color fraterno

de otras manos amigas,

sin tu amada herramienta

que te la santifica,

sin sal de mar ni sueño,

ni brasa, ni alegría,

sin arma que construye,

sin piedra que edifica,

sin tibia piel...

18/08/2010

Gabriel Celaya, una traducción no editada (*)

 

Gabriel Celaya, una traducción no editada (*) En el homenaje que se hizo hace años a las víctimas del franquismo y a los luchadores por la libertad se editaron dos antologías poéticas, una estatal y otra de poetas del País Vasco. En esta última Jon Arzallus Eguiguren hizo un gran esfuerzo traduciendo numerosos poemas. Una labor que no fue reconocida como se merece. Entre los poemas que...

27/05/2010

Omar Khayyam: Charlatanes, Mercachifles (*)

 

//*--*//

Mercachifles de ilusiones garantizan que a una gran distancia, allá,

en el más allá, está lo que nombran Paraíso, con soberbios varones

y profusión de odaliscas voluptuosas, donde se halla en abundancia

el vino (nectar divino de Alá) leche pura y riquísima miel hecha de sol.

¡Siervo, siervo! En recuerdo y homenaje a tantas y tantas maravillas,

¡dame, a borbotones, un...

27/05/2010

Omar Khayyam: Golpe Brutal (*)

Hace mucho desapareciste y rebrotaste en un rebaño de carneros.

Tu nombre, ramoneando por el campo, se perdió entre los balidos.

Te han brotado, como de la nada, uñas para formar las pezuñas.

Y tus barbas han ida creciendo, aumentando, por el lado opuesto.

Los cabellos de antaño forman hogaño cola airosa de cuadrúpedo.

Para más inri observas que sigues meando, cagando y...

26/05/2010

Omar Khayyam: Alma, Esencia, Fragancia (*)

 

--Mira la copa en su extraordinaria originalidad, en la opulencia de su alma, lleno de sutil encanto. ¡Mira! ¡Es púrpura iridiscente! ¡Es la esencia del jazmín que se volatiliza con turbadores aromas! --¡No, no, amigo! No sabes definir la copa, toda suavidad, toda dulzura, ¡toda ella solo ternura! Es fragancia del rocío de la aurora que se exhala envuelta en llamas por toda la rosa de...

24/05/2010

Omar Khayyam: El Dulce Calor del Vino (*)

.

&&&

.

Enrollaré mañana todas las banderas de la hipocresía y del engaño, y repudiaré esta profesión infame.

Me limitaré a la convivencia de las copas, me entregaré al dulce calor del vino, esa lágrima del rubí,

en la taberna llena de aromas embriagadores, rincón que es, de la ventura, la acostumbrada habitación.

La nieve abrillanta mi frente y, por la ruta interminable, ¡ya ha...

22/05/2010

Omar Khayyam: Feneciste y rebrotaste (*)

-

Tú, ya ves, hace tiempo moriste y rebrotaste en un rebaño de carneros,

y tu nombre se ha perdido entre los berridos. Se te han unido las uñas

para formar las pezuñas. Tus barbas han aumentado del lado opuesto.

Y, ya ves, antiguos cabellos forman ahora tu cola airosa de cuadrúpedo.

-

--Versión libre. Título...