Avisar de contenido inadecuado

Historias del Ku Klux Klan: El ranchero mejicano Fidel Elduayen (*)

{
}

 

Historias del Ku Klux Klan: El ranchero mejicano Fidel Elduayen (*)
La efervescencia que se ha creado tras la elección de Obama le ha dado al llamado Tea Party una fuerza notoria. Es una reacción de la más añeja sociedad yanqui, creemos, ante el peligro de avances sociales en  todo los Estados Unidos. Una alarma para nosotros vimos cuando fue elegido injustificada y que ahora se ha visto que teníamos razón. Releyendo una obra sobre el Ku Klux Klan nos ha venido la idea de que tal vez el Tea Party no sea mas una actualización de esa organición racista y reaccionaria. De hecho había un Klan que se llamaba, allá por la década de 1920, 'Boston Tea Party. Bueno, pues para recordar las hazañas de aquel Ku Klux Klan vean por ejemplo el siguiente caso entonces muy sonado:
Las huestes del Klan estaban dispuestas a recolectar los beneficios que podía darles una de sus correrías nocturnas. Cuando se habló que el contrabandista, cuya existencia se sospechaba en la vecina Inglewood, era un ranchero mejicano llamado Fidel Elduayen, la ocasión les pareció miel sobree hojuelas para castigar a un mismo tiempo a los diablos de Roma y del ron. Durante una reunión de la Klaverna local, se idearon planes para llevar a cabo una incursión 'que pondría Inglewood en el mapa del Klan'. La noche señalada, los encapuchados sitiaron la casa e irrumpieron en ella, abalanzándose sobre sus víctimas, que se encontraban durmiendo. Los Elduayen negaron ser contrabandistas y el registro de la casa solo proporcionó una disputada botella de vino, pero no se encontró alambique alguno. Los atacantes esposaron a los dos hermanos Elduayen y se fueron en busca de una cárcel que quisiera recoger a sus presos. Pero no pudieron hallarla.
En el mismo momento en que los del Klan se llevaron  a los dos hermanos presos, la desgracia se volcó sobre la expedición. Un vecino informó a la policía que la casa de los Elduayen estaba rodeada por enmascarados, y el alguacil de noche llegó montado en el asiento trasero de una motocicleta requisada. Cuando un centinela enmascarado le dio el alto, el alguacil se dio a conocer solicitando al guardián que se entregara. El misterioso vigilante hizo un movimiento sospechoso y entonces el alguacil Woerner disparó contra él. Otros enmascarados acudieron a toda prisa. Woerner les gritó que era un policía y con su linterna  iluminó su placa. Viendo que ni por esas se detenían, abrió fuego, que le fue contestado, y dos atacantes enmascarados mordieron el polvo. Percibiendo que el enemigo era muy nummeroso y que no podría hacer frente a la situación, Woerner y el motorista que lo conducía dieron media vuelta y huyeron a todo escape. Aquella misma noche, los hermanos Elduayen fueron puestos en libertad, pero a consecuencia de la breve balacera había un muerto, el cual resultó ser un policía local, y su hijo y un ayudante del sheriff resultaron heridos.
Mientras el acontecimiento salía en grandes rótulos en los periódicos, el fiscal del distrito de Los Ángeles efectuó un registro en el cuartel general del Klan, sorprendiendo desprevenido al Gran Trasgo, W. S. Coburn, que preguntó si podía ir a ponerse su chaqueta que había dejado en el despacho. Cuando estuvo en él y con la puerta cerrada, recogió todas las listas de socios que pudo y las introdujo en un sobre, en el que escribió apresuradamente unas señas. Luego, abriendo la puerta, pasó como una exalación frente a los extrañados oficiales del  juzgado y depositó la carta en el buzón del edificio. El fiscal del distrito requisó los restantes archivos y documentos para estudiarlos con el mayor esmero. El episodio ya salía todos los días en primera plana. El fiscal, que era Woolwine, encausó al Klan, presentádolo como 'una pandilla antiamericana de miedosos y truhanes encapuchados', y finalmente se logró incoar un proceso.
Tomado de David M. Chalmers en 'Ku Klux Klan. Los americanos encapuchados 1865/1965' (título original: 'Hooded Americanism); ediciones Grijalbo S. A. 1973.
(*) el título es nuestro
La efervescencia que se ha creado tras la elección de Obama le ha dado al llamado Tea Party una fuerza notoria. Es una reacción de la más añeja sociedad yanqui, creemos, ante el peligro de avances sociales en  todo los Estados Unidos. Una alarma para nosotros vimos cuando fue elegido injustificada y que ahora se ha visto que teníamos razón. Releyendo una obra sobre el Ku Klux Klan nos ha venido la idea de que tal vez el Tea Party no sea mas una actualización de esa organición racista y reaccionaria. De hecho había un Klan que se llamaba, allá por la década de 1920, 'Boston Tea Party'. Bueno, pues para recordar las hazañas de aquel Ku Klux Klan vean por ejemplo el siguiente caso entonces muy sonado:
.

"Las huestes del Klan estaban dispuestas a recolectar los beneficios que podía darles una de sus correrías nocturnas. Cuando se habló que el contrabandista, cuya existencia se sospechaba en la vecina Inglewood, era un ranchero mejicano llamado Fidel Elduayen, la ocasión les pareció miel sobree hojuelas para castigar a un mismo tiempo a los diablos de Roma y del ron. Durante una reunión de la Klaverna local, se idearon planes para llevar a cabo una incursión 'que pondría Inglewood en el mapa del Klan'. La noche señalada, los encapuchados sitiaron la casa e irrumpieron en ella, abalanzándose sobre sus víctimas, que se encontraban durmiendo. Los Elduayen negaron ser contrabandistas y el registro de la casa solo proporcionó una disputada botella de vino, pero no se encontró alambique alguno. Los atacantes esposaron a los dos hermanos Elduayen y se fueron en busca de una cárcel que quisiera recoger a sus presos. Pero no pudieron hallarla.
.
En el mismo momento en que los del Klan se llevaron  a los dos hermanos presos, la desgracia se volcó sobre la expedición. Un vecino informó a la policía que la casa de los Elduayen estaba rodeada por enmascarados, y el alguacil de noche llegó montado en el asiento trasero de una motocicleta requisada. Cuando un centinela enmascarado le dio el alto, el alguacil se dio a conocer solicitando al guardián que se entregara. El misterioso vigilante hizo un movimiento sospechoso y entonces el alguacil Woerner disparó contra él. Otros enmascarados acudieron a toda prisa. Woerner les gritó que era un policía y con su linterna  iluminó su placa. Viendo que ni por esas se detenían, abrió fuego, que le fue contestado, y dos atacantes enmascarados mordieron el polvo. Percibiendo que el enemigo era muy nummeroso y que no podría hacer frente a la situación, Woerner y el motorista que lo conducía dieron media vuelta y huyeron a todo escape. Aquella misma noche, los hermanos Elduayen fueron puestos en libertad, pero a consecuencia de la breve balacera había un muerto, el cual resultó ser un policía local, y su hijo y un ayudante del sheriff resultaron heridos.
.
Mientras el acontecimiento salía en grandes rótulos en los periódicos, el fiscal del distrito de Los Ángeles efectuó un registro en el cuartel general del Klan, sorprendiendo desprevenido al Gran Trasgo, W. S. Coburn, que preguntó si podía ir a ponerse su chaqueta que había dejado en el despacho. Cuando estuvo en él y con la puerta cerrada, recogió todas las listas de socios que pudo y las introdujo en un sobre, en el que escribió apresuradamente unas señas. Luego, abriendo la puerta, pasó como una exalación frente a los extrañados oficiales del  juzgado y depositó la carta en el buzón del edificio. El fiscal del distrito requisó los restantes archivos y documentos para estudiarlos con el mayor esmero. El episodio ya salía todos los días en primera plana. El fiscal, que era Woolwine, encausó al Klan, presentándolo como 'una pandilla antiamericana de miedosos y truhanes encapuchados', y finalmente logró incoar un proceso."
__________
Tomado de David M. Chalmers en 'Ku Klux Klan. Los americanos encapuchados 1865/1965' (título original: 'Hooded Americanism'); ediciones Grijalbo S. A. 1973.
(*) El título es nuestro

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Historias del Ku Klux Klan: El ranchero mejicano Fidel Elduayen (*)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre