Avisar de contenido inadecuado

Iswe Letu: El rito y la medida

{
}

 

Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
la idea mas desnuda que una espada en el juego de las facciones
porque algunas veces se nos agrega un bien y un mal se incorpora
llevando ese pesar sobre nuestros brazos la mayor desesperación
así a una alborada justa que daba alas de inspiración a la esperanza
se suceden tinieblas de calabozo sobre el frío comercio de la bruma.
Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
en principio veréis una multitud de silenciosa alzándose en las frases
palabras de alguno de ellos que se ofrecen como ofrenda al personal
una trompeta lanzando encendidos acordes de combate por los aires
recuerda barcos hechos con orejas cortadas que aun están sangrando
¡ah, pies de aljofar cubiertos con abarcas o sandalias de plata pura!
¡Oh, pies llenos de barro desnudos ante los escorpiones del camino!
Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
en principio veréis una multitud de silenciosa alzándose en las frases
las dos manos levantadas con angustia en los rincones del desastre
o bañándose con alegría desbordante en los helechos del cañaveral
o bien moviéndose con ritmo en las conmemoraciones de la victoria
gentes de todo el mundo, de aquí y de más allá, gentes muy diversas:
las que cubren de oscuridad el firmamento azul, gentes muy malvadas;
la que husmea el olor del tesoro cercano, y se le ve el brillo en los ojos;
o aquellos que vemos metidos siempre en licores con la cara morada...
Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
en principio veréis una multitud de silenciosa alzándose en las frases
Y aun más personas que se adivinan por entre las palabras del texto
tal como aquel que tuvo la idea de ampliar la capacidad de su carro
y le puso como una red de esparto a las teleras llamándola baluarte
y ya puede en el verano colocar en lo mas alto de la mies una bandera
para pregonar con manifiesta alegría a los cuatro vientos del contorno... 
Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
en principio veréis una multitud de silenciosa alzándose en las frases
que ha sido él el primero en acabar todas las faenas de la recolección
y sabiéndose ejemplo a seguir lo pone de manifiesto en las fronteras
para que así el exiliado solo y desvalido se acerque a brindar con él
y los años les parezcan más llevaderos y la alegría inunde su espíritu
luego como el campesino tiene ganado el pan dice: '¡Hágase el verso!
Y ya, sin rito y sin medida, desbocado e imparable, con el puño en alto
se coloca en vanguardia luciendo en la solapa la insignia de la rebelión
y tiene ideas tan brillantes como la espada en la lucha de las facciones.
Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
.
la idea mas desnuda que una espada en el juego de las facciones
porque algunas veces se nos agrega un bien y un mal se incorpora
llevando en ese pesar sobre nuestros brazos la mayor desesperación
así a una alborada justa que daba alas de inspiración a la esperanza
se suceden tinieblas de calabozo sobre el frío comercio de la bruma.
.
Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
.
en principio veréis una multitud de silenciosa alzándose en las frases
.
palabras de alguno de ellos que se ofrecen como ofrenda al personal
una trompeta lanzando encendidos acordes de combate por los aires
recuerda barcos hechos con orejas cortadas que aun están sangrando
¡ah, pies de aljofar cubiertos con abarcas o sandalias de plata pura!
¡Oh, pies llenos de barro desnudos ante los escorpiones del camino!
.
Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
.
en principio veréis una multitud de silenciosa alzándose en las frases
.
las dos manos levantadas con angustia en los rincones del desastre
o bañándose con alegría desbordante en los helechos del cañaveral
o bien moviéndose con ritmo en las conmemoraciones de la victoria
gentes de todo el mundo, de aquí y de más allá, gentes muy diversas:
las que cubren de oscuridad el firmamento azul, gentes muy malvadas;
la que husmea el olor del tesoro cercano, y se le ve el brillo en los ojos;
o aquellos que vemos metidos siempre en licores con la cara morada...
.
Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
.
en principio veréis una multitud de silenciosa alzándose en las frases
.
Y aun más personas que se adivinan por entre las palabras del texto
tal como aquel que tuvo la idea de ampliar la capacidad de su carro
y le puso como una red de esparto a las teleras llamándola baluarte
y ya puede en el verano colocar en lo mas alto de la mies una bandera
para pregonar con manifiesta alegría a los cuatro vientos del contorno... 
.
Debe seguirse el rito y la medida contra la impaciencia del poema.
.
en principio veréis una multitud de silenciosa alzándose en las frases
.
que ha sido él el primero en acabar todas las faenas de la recolección
y sabiéndose ejemplo a seguir lo pone de manifiesto en las fronteras
para que así el exiliado solo y desvalido se acerque a brindar con él
y los años les parezcan más llevaderos y la alegría inunde su espíritu
luego como el campesino tiene ganado el pan dice: '¡Hágase el verso!
.
Y ya, sin rito y sin medida, desbocado e imparable, con el puño en alto
se coloca en vanguardia luciendo en la solapa la insignia de la rebelión
y tiene ideas tan brillantes como la espada en la lucha de las facciones.
.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Iswe Letu: El rito y la medida

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre