Avisar de contenido inadecuado

Joxé Azurmendi: Manifestu atzeratua / manifiesto con retraso I (+)

{
}

Panfleto bat idatzi nizun
kondenatu nahi banauzu
injustiziarik kometa ez dezazun.

I
Gure herriak ez dauka kondairarik.
Pobrea da. Ez dauka
pirata koxkor pare bat
langile sofritu batzuk,
muga zentzugabe asko,
mila zorigaizto
besterik. Ez da gutxi.
Euri gortina batek ixten du
gure kalendarioa.
Ez, ba, bilatu kondaira unibertsalen
liburu handietan gure inperiorik.

Agina-ko zero bat zen
gure inperio guztia.
Ta euskalduna konforme zegoen.
Ta libre izan nahi zuen.
Baina libre izatea
gauza ikaragarri zaila da
Marx bat
edo 1789 bat izan ez duen
herri zorigaiztokoarentzat.
Zerekin pagatu behar du?
Ikaragarri zaila da.
Ze guk ez daukagu
pirata pare bat, langile on batzuk,
muga txar gehiago eta holako zerbait
besterik. Kalderilla hutsa.

Baina libre izan nahi dugu,
zer kulpa daukat nik.
Eta txeke zuri faltsu baten antzean
Gernikako arbola bat asmatu diguten arren
libre nahia bekatu balitz bezala,
aitzakiaren bat beharko bagenu bezala,
guk, guztiz xinple, libre izan nahi dugu.
Nahi dugu, besterik ez.
Hauxe baita gure engainu azkenekoa:
libre izan nahia justifikatu behar dugula
pentsarazi digute
lehen kanpotik eta barrutik orain.

Eta San Inazioren, Xabierren, Txurrukaren
eta Elkanoren eta Habeas Corpus-en
eta nik dakit noren
gomendio guztiak biltzen
eta banatzen
saiatu zaizkigu gure kausaren
abokatuok. Libre izateko
inoren baimenik beharko balitz bezala.
Herri izateko inoren gomendiorik
beharko bagenu bezala.
Horiek libertaterik
ekarriko baligute bezala.
Ta ez horiengatik, ezpada
guzti horien kontra
nahi dugu libre izan
kondaira guztiaren kontra.

Oi, libre izatea eta handi izatea
nahasi diguten gureak!
Libertatea handitasunarekin
edo kondairarekin
edo ta agian norbaitek (oi, bi aldiz gaixo!)
moralarekin
defendatzen digutenak!

Poema txar batean
deklaratu behar diot
gure gauari ezetz.
Goizaren kontra,
Gernikako arbolaren kontra
eta herriaren alde.
Deklaratu behar diot kaleari
gure jauntxoak ez direla
sekula gure herria izan ta izango.

Gure jendea pobrea da, trixtea da.
Gure jendea ez da poesia batean kabitzen.
Gure jendea ona da. Kulpa gabe
hiltzen da, handitasunik gabe
bizi da, sekretuan maite du
(tabuak errespetatzen ditu),
errezatzen du (tradizionalista da)
engainatu egin dute,
ez da asko fiatzen. Gure jendea
bulgaritate hutsa da.
Inpresionistek bakarrik pintatu dute.
Edozein etnologoren armario batean
dago, eskuliburu batean
deskribatzen da.

Hau zen nire Gernikako arbola guztia.

(Traducción al castellano:

Escribí un panfleto.

Para que, si me quieren condenar,

no cometas injusticias.

I

Nuestro pueblo no tiene historia.

Es pobre. No tiene más que

un par de pequeños piratas,

unos cuantos sufridos obreros,

muchas fronteras sin sentido,

y mil infortunios,

nada más. No es poco.

Una cortina de lluvia cierra

nuestro calendario.

Ningún imperio nuestro aparece inscrito

en los voluminosos libros de la historia universal.

El cerro de Agina (*) fue

todo nuestro imperio.

Y el vasco estaba conforme así.

Y quería ser libre.

Pero el ser libre

es una cosa tremendamente difícil

para un pueblo desafortunado que no ha tenido

ni un Marx

ni un 1789.

¿Con qué podrá pagar esa libertad?

Es tremendamente difícil, si

porque nosotros no tenemos

más que un par de piratas, unos cuantos buenos obreros,

muchas malass fronteras y alguna que otra cosa

por el estilo. Pura calderilla.

Pero queremos ser libres,

qué culpa tengo yo.

Y, aunque a modo de un cheque falso en blanco

nos hayan inventado un árbol de Gernika,

como si querer ser libres fuera un pecado,

como si necesitáramos alguna excusa para desearlo,

nosotros, simplemente, queremos ser libres.

Queremos serlo, nada más.

Porque esta es la última trampa que nos han tendido:

nos han obligado a pensar

que tenemos que justificar de alguna forma

nuestro deseo de libertad,

antes desde fuera y ahora desde dentro.

Y los abogados de nuestra causa

se han empeñado una y otra vez

en recopilar y expender recomendaciones

y argumentos, mentando a San Ignacio, Javier, Churruca,

y Elcano y el hábeas corpus

y qué sé yo. Como si para ser libres

fuese preciso obtener el permiso de nadie.

Como si precisásemos recomendaciones ajenas

para ser un Pueblo.

Como si ellas fuesen

las que nos va a traer la libertad.

Y no es por ellas, sino

precisamente contra ellas,

por lo que queremos ser libres,

en contra de toda la historia.

Ay, pobres aquellos de entre nosotros que

han confundido el ser libres con el ser grandes!

Pobres, los que han defendido la libertad

en nombre de la grandeza

o de la historia

o quizá, algunos (doblemente pobres),

en nombre de la moral!

En un mal poema

debo hablar a nuestra noche

y decirle que no.

En contra de la mañana,

en contra del árbol de Gernika

y a favor del pueblo.

He de decirle a la calle

que nuestros señoritos jamás han sido

ni serán nuestro pueblo.

Nuestra gente es pobre, es triste.

Nuestra gente no cabe en una poesía.

Nuestra gente es buena. Muere

sin culpa, vive

sin grandeza, ama en secreto

(respeta los tabúes),

reza (es tradicionalista),

ha sido engañada muchas veces,

y no se fía gran cosa. Nuestra gente

es pura vulgaridad.

Sólo la han pintado los impresionistas.

La han encontrado en cualquier armario

de cualquier etnólogo, y descrita

en cualquier manual.

Esta gente es mi único árbol de Gernika.)

///

(--seguirá pronto con el II y el III)

(Del poemario "Antología Poética Vasca" (1) -Frankismoaren biktimei eta askatasunaren aldeko borrokariei omenaldia-", páginas 178, 179, 180, 181, 182, 183, 184; Ediciones Vanguardia Obrera, S.A. //ya desaparecida//; calle Libertad, 7 tercero-derecha, Madrid 1987; traducción al castellano: José Agustín Arrieta)

 

(1) Antología dentro del Homenaje a las Víctimas del Franquismo y a los Luchadores por la Libertad

(+) Este poema fue publicado como se ve por primera vez por esta antología. Y en bilingüe, para todo aquel lector castellano que no sepa euskera, por primera y única vez. Sin embargo en Internet se dice que el primero en publicarlo fue Susa en 1990 que, como se puede comprobar, no es cierto.

(*) Alusión al monumento erigido por Jorge Oteiza en el collado de Agina, a modo de homenaje al 'HUTS' (vació-cromlech) evocado en el arte megalítico antiguo

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Joxé Azurmendi: Manifestu atzeratua / manifiesto con retraso I (+)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre